Contáctanos

Contacta con el CIW
y
recibe más información

El Currículo y sus contenidos: cómo documentar tu experiencia

 

 

 

Un currículum vítae, según el Diccionario de la Lengua Española, es una “relación de los títulos, honores, cargos, trabajos realizados, datos biográficos, etc., que califican a una persona”. Para elaborar una relación se necesitan los trabajos realizados, escritos correctamente de una manera concisa, exacta, completa.

 

Sin embargo, desde el otro lado del escritorio, el futuro jefe o el entrevistador, busca logros del candidato en cada actividad que puedan ser aplicables a su empresa o al puesto a llenar.

 

En otras palabras, que es lo que mi empresa puede esperar que éste candidato produzca en un corto plazo, ya que tiene una experiencia similar.

 

 

Aprende más: Cinco aspectos para destacar de tu competencia

 

Un ejemplo real: un estudiante fue contratado por un pariente durante el verano para encargarse del manejo del almacén de su tienda, ya que el empleado encargado de ésa tarea, tomó sus vacaciones. Les muestro diferentes maneras de documentar esa experiencia:

 

  1. Durante el verano de 2002, trabajé en el almacén de la tienda de un familiar, dedicado a vender aparatos electrodomésticos en abonos.

 

  1. Verano 2002: encargado del almacén de la Electrodomésticos ABC, donde llevé inventarios, acomodé mercancía, y vendí aparatos obsoletos.

 

  1. Junio-Julio 2003: Responsable del Almacén de productos de ABC, logrando:

      a) Implementar sistema de mínimos y máximos, bajando __% el capital invertido.

      b) Diseñar nueva localización del material, mayor eficacia en el uso del espacio que evitó dejar producto a la intemperie

      c) Organizar una Venta de Bodega, eliminando los productos obsoletos, y registrando ventas de contado por $_____, ahorrando espacio.

 

Es claro que el tercer ejemplo es el que llamará más la atención al entrevistador o futuro jefe, ya que le relata resultados que el candidato produjo en otro negocio.

 

 

Dos consejos prácticos:

Primero: cuando les asignen un proyecto o trabajo en cualquier puesto, traduzcan esa labor en beneficios para la empresa. Menos inventarios, menos cartera, mejor atención al público, etc. Ahora traten de cuantificarlo, para no sólo fijarse una meta de resultados finales que su jefe apreciará, sino que al final del período o proyecto, podrán utilizarlo para medir su contribución a resultados de la empresa.

 

Segundo: documéntenlo lo mejor posible, en términos cuánticos, prácticos, empresariales.

 

Obtengan el acuerdo del jefe. Ojo: No es válido anotar excusas ni pretextos de por qué no se  lograron resultados. Si no es una historia de éxito, oriéntenla hacia un período de aprendizaje, como sigue: Julio 2002: entrenamiento en manejo de almacén de ABC, donde realicé inventarios, acomodo de mercancías, ventas de productos obsoletos.

 

En resumen, desde el otro lado del escritorio se buscan candidatos que tengan experiencia en obtener resultados, no en ocupar sillas y utilizar computadoras.

 

Carlos Díaz

Docente de la Licenciatura en Negocios Internacionales de la Universidad Incarnate Word

Contáctanos

 


facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Linkedin

Centro Universitario Incarnate Word

Tlacoquemécatl # 433
Col. Del Valle, C. P. 03100
Delegación Benito Juárez
Ciudad de México
Tel: (55) 1454-9500
Desde el interior de la República:
01 (800) 214-9673
[email protected], [email protected]

Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.